Una boda que ha hecho historia

blank

La primera boda religiosa en Italia, después del lockdown

Nadie puede poner en duda que la pandemia del Coronavirus ha transformado nuestras vidas radicalmente en los últimos meses, y parece que vamos a seguir viviendo sus consecuencias durante algún tiempo.

Todo ello ha afectado de pleno al sector nupcial, a las miles de bodas que estaban planeadas para estas fechas.

Las novias que tenían planeado celebrar su gran día esta primavera, han visto truncado su sueño, con el trastorno que todo ello conlleva. Algunas han optado por aplazar su boda un año, otras sin embargo solamente la han pospuesto unos meses, esperando que el otoño se presente más tranquilo.

Pero hay un tercer grupo de novias, las que han querido culminar su deseo de casarse y formar una nueva familia, aunque para ello hayan tenido que renunciar a una “boda completa”.

Este es el caso de Olga y Giuseppe de Vicenza (Veneto), una de las zonas más castigadas por la pandemia.

blank

Olga y Giuseppe estuvieron más de un mes y medio sin poder verse durante el confinamiento, y esto hizo su amor todavía más fuerte, tanto, que decidieron casarse el pasado 23 de mayo, y hacer realidad ese momento que tanto habían esperado.

Olga lució un vestido de gran volumen, el modelo 175 de la Colección Cala 2020. Estaba guapísima. Además llevó, en los momentos en que fue necesario, una mascarilla blanca. Toda una novia post-corona!

No hubo una gran fiesta, ni un banquete multitudinario, ni siquiera baile. Olga y Giuseppe se casaron por la Iglesia (primera boda en toda Italia, después del confinamiento), y después dieron un largo paseo por Vicenza, su bellísima ciudad, y completaron la celebración con una comida íntima y familiar.

Es una pareja que nos ha robado el corazón. Se les ve muy enamorados, y muy felices de haber tomado esta decisión de ser, lo antes posible,  marido y mujer.

¡El amor siempre vence!

Fotos de Mauro Pozzer

blank
blank
blank
Postboda de Olga y Giuseppe en Venecia