Siempre hemos oído que la elegancia está reñida con los excesos, y esto es verdad en la mayor parte de los casos.

Los vestidos de novia de líneas depuradas y con algún tipo de detalle discreto, han sido hasta hoy los más buscados por las novias en general, si bien es cierto que cada vez más las firmas de moda nupcial incorporan a sus diseños las tendencias de moda que vemos en las pasarelas de todo el mundo, llegando así a conseguir un vestido que sí es de novia, pero tiene ese punto de tendencia que lo hace más actual.

vestidos de novia sencillos

Vestidos elegantes para novia

Menos es más Es una frase que cada vez se escucha con más frecuencia cuando se habla de buen gusto y de elegancia. Asociamos la palabra elegancia a la sobriedad, a la armonía y al buen gusto. Si hablamos de vestidos de novia elegantes, necesariamente vamos a pensar en un vestido sin estridencias, sin un exceso de ornamento y con una línea depurada.

Vestidos de novia sencillos y elegantes

Tradicionalmente siempre se ha asociado el vestido de novia a líneas clásicas, complementos discretos y ese color blanco simbolizando la pureza de un día muy especial.

En los últimos años hemos sido testigos de cómo algunas firmas han elegido explotar el lado más sexy de la mujer creando unos vestidos de novia con pronunciados escotes que dejan poco espacio a la imaginación.

JESUS PEIRO no forma parte de este grupo de firmas que han incorporado esta filosofía. Nosotros seguimos apostando por una novia que, aunque amante de la moda, valora los vestidos de novia elegantes y sigue buscando inspiración en lo que han sido las novias hasta nuestros días.

Trajes de novia elegantes exclusivos

Nuestra directora creativa Merche Segarra tiene un don especial para crear vestidos en los que la elegancia es siempre el punto de partida. Esa misma elegancia que hace que, aunque sean vestidos de tendencia, se sigan viendo bonitos con el paso de los años. Cuando hablamos de vestidos de novia elegantes, tenemos que hacer una mención obligada a los vestidos de manga larga. La manga aporta solidez y elegancia.